Un castillo se alza en lo alto de la cumbre más cercana al pueblo de El Castellar, esa fortificación protectora de los lugareños frente a ataques data de los siglos XII y XIII.
También es de tiempos pasados la casa consistorial del siglo XVI y XVII.
Del siglo XVIII datan las ermitas y la iglesia de la localidad todas realizadas en época del auge del barroco.
Acercándonos a cualquiera de estos edificios podremos disfrutar de otros enclaves bonitos y atractivos, como las orillas del río Valbona o el entorno del castillo que nos lleva a cotas cercanas a los 1300 metros.
En sus alrededores abunda el pino, pero no hay que perder de vista la presencia de un sabinar de características húmedas, con abundantes quejigos, cercano al núcleo de población, situándose por encima de los 1700 m de altitud.

Recientemente la localidad ha sido conocida por sus abundantes icnitas, huellas de dinosaurio que han sido estudiadas por los investigadores de la Fundación Dinópolis.

 

 

0
0
0
s2sdefault