Ese aire fresco que viene de Javalambre, que se respira en La Puebla de Valverde, es el que seca los jamones y embutidos que se elaboran en estas tierras.
 
A parte de esto, el municipio es conocido entre los paleontólogos por el Yacimiento del Plioceno (Edad Villafranquiense) de "La Rocha de la Noguera" declarado Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón en 2004; ya que aquí han sido encontrados los fósiles de numerosos mamíferos entre los que destacan unos cérvidos (Cricetoceros pueblensis), que han adoptado para su nombre científico el nombre del municipio.
 
La Puebla de Valverde debió tener calzada romana y muralla, aunque lo que nos quede hoy de ello sean los portales de Teruel y de Valencia (ss. XII y XIII) que servían de acceso al recinto amurallado.

Además es interesante visitar la iglesia de Santa Emerenciana, obra de estilo gótico-renacentista de los siglos XVI y XVII, con su imponente portada manierista y las diferentes ermitas, casonas y fuentes entre la que destaca la de la plaza Trucharte elaborada a principios del siglo pasado por el arquitecto tarraconense Pablo Monguió, quien dejó un valioso legado modernista en las casas de la plaza del Torico de Teruel.

 

 

0
0
0
s2sdefault